Ojos que no ven...

 

Si todos ponemos un poquito más de cuidado, La Isleta podrá seguir siendo un lugar maravilloso por el resto de los años.

 Un espacio donde ballenas, delfines y todo tipo de fauna marina puedan vivir en paz.

 

!MUCHOS POCOS HACEN MUCHO!